Bienvenidos a Pensamiento

Este mes celebramos el séptimo aniversario
de Pensamiento Digital.
Agradecemos a todos nuestros colaboradores por su apoyo.



Anuncio



A partir de octubre, Pensamiento se publicará una vez al mes (el primero de cada mes). Gracias por hacer de Pensamiento el éxito que se ha convertido.

Editores

Canción de Amor


René León


Octubre, 2011

Hoy ha llegado a mí
la melodía de una
vieja canción de amor,
que sale de la guitarra
de un viejo coplero.

Sus dedos se mueven
ligeros y seguros,
la melodía brota
y me trae recuerdos del ayer.

Nuestras vidas están
llenas de recuerdos
que nos llegan
en formas extrañas
como esta canción de amor.

Voy caminando
y su melodía me llega
cada vez más lejana,
hasta que se pierde
en la tarde perezosa y triste.

Celebramos el Séptimo Aniversario de Pensamiento Digital


Por Roberto Soto Santana

            Los cibersitios PENSAMIENTO y PENSAMIENTO POÉTICO han cumplido su séptimo aniversario en la palestra de la ilustración literaria, histórica y artística en lengua española –entendiendo tal enriquecimiento de la persona como la iluminación del mundo por las luces de la lógica y de la inteligencia, expresada a través del idioma nativo hoy en día común a unos quinientos millones de hablantes [numéricamente por delante del chino y del inglés, en ese orden]-.
            Nuestro primer deber ha de consistir en invocar y rendir homenaje de recordación a la personalidad de nuestro preclaro fundador y Editor ejerciente de estas dos publicaciones en el momento de su óbito, el Profesor René León González, eximio cubano transterrado y prolífico trinitario quien a lo largo de su fecunda existencia (8 de junio de 1935-28 de mayo de 2019) prohijó colecciones literarias del calibre de “Nuevas Páginas”, “Círculo Poético” y “Minerva”.
            Una interesante compilación de algunas de sus obras de investigación histórica puede consultarse en la página de la Red http://www.asociacioncaliope.org/entente.htm, en donde colaboró asiduamente.
            Preso durante largos años en la ergástula castrista, concretamente en la tenebrosa fortaleza colonial habanera de La Cabaña, fue convicto de un delito de “opinión” y extinguió pena carcelaria en condiciones inhumanas, porque en las tiranías comunistas se pueden concitar los peores castigos sencillamente por discrepar del Régimen que muchos admiradores en países donde rigen las Libertades alaban genuflexamente pero se guardan de trasladar a ellos sus domicilios y sus actividades porque saben que se convertirían en nuevas víctimas.
            Con la salud quebrantada pero el espíritu combativo y redentor intacto, logró ser excarcelado, y a continuación lanzado al Destierro hacia los EE.UU., donde le fue conferida una Maestría universitaria y ejerció la docencia muchos años. Fue numerario de la Academia de la Historia de Cuba (Exilio) y receptor de numerosas distinciones honoríficas como reconocimiento a su producción autoral y su currículo en diferentes instituciones académicas y entidades del Exilio.
            Aprovechamos la ocasión para reiterar la iniciativa formulada en la edición del 15 de junio de 2019 del blog de PENSAMIENTO con estas palabras: Un 28 de mayo ha fallecido el polígrafo René León. Deberíamos instaurar el homenaje permanente a esa figura de nuestras Letras y de nuestra vida cívica con la proclamación y la conmemoración de esa fecha como el Día de los Historiógrafos Cubanos, con vista al fomento del aprendizaje y de la ilustración de las generaciones venideras de cubanos del Interior y del Exterior de la Isla.

Todavía estoy aquí


Por: Barbara González
Has sido puesto en libertad. Has recibido tus alas. Todavía estoy aquí. Tus ojos están restaurados. Tu cuerpo renovado. Todavía estoy aquí. Estás reunido con tu amor. Estás en comunión con Dios. Todavía estoy aquí. Te extraño. Desearía que tuviéramos más tiempo. pero todavía estoy aquí


❀❀❀


I’m still here

You’ve been set free.
You’ve received your wings.
I’m still here.

Your eyes are restored.
Your body renewed.
I’m still here.

You’re reunited with your love.
You’re communing with God.
I’m still here.

I miss you.
I wish we had more time.
but I’m still here. 

PENSAMIENTO, ANIVERSARIO

Dibujo por René León
Lola Benítez
Málaga (España)

Un año más tenemos el placer de disfrutar quincenalmente de la Revista “Pensamiento”. El gran historiador, escritor y periodista René León nos ha dejado un legado de sabiduría y buen hacer para la posteridad.
            Una forma de conectar, con el pasado, con sus orígenes y de mostrarnos  la historia de su Cuba esplendorosa, de sus luchas y de sus conquistas, con profundidad  y conocimiento exquisitos, y de mantener vivo el recuerdo de su familia, de sus sentimientos más puros, de dar cabida a la historia y a la literatura, bella mescolanza, de una manera magistral, pero es que, además, se mantiene viva la esencia y el espíritu de su creador, gracias a su hija Ileana León y a Bárbara González, que con suma maestría y la misma calidad que René, hacen posible que “Pensamiento” cumpla un año más.  


La carta robada de Cristóbal Colón vuelve a España

Solo existen 16 copias de este documento en el que Colón informaba a los Reyes Católicos del descubrimiento de América. Ahora uno de ellos ha vuelto a la Biblioteca de Cataluña

Por:  Guiomar Huguet
Tomado de:  National Geographic España
8 de junio de 2018

La llegada a América

Cristóbal Colón y su tripulación aparecen representados en este grabado del siglo XIX en su llegada a la isla de San Salvador, Bahamas, el 12 de octubre de 1492 Foto: AP Images

El pasado miércoles 6 de junio el gobierno de Estados Unidos entregó al embajador español en Washington una carta robada de Cristobal Colón impresa en 1493 en la que el almirante contaba a los Reyes Católicos su periplo durante el viaje del descubrimiento de América.



Colón partió del puerto de Palos, Huelva, un 3 de agosto de 1492 y regresó el 16 de enero de 1493. En aquellos 6 meses, el almirante y su tripulación alcanzaron el llamado Nuevo Mundo. Todo lo ocurrido durante este viaje lo relató en una serie de epístolas con la intención de dar a conocer la noticia a los reyes católicos, quienes habían sufragado su arriesgada empresa.


500 años de antigüedad

Existen 16 copias de este documento de valor incalculable impreso por Stephan Plannck en Roma en 1493 y que reúne las cartas escritas por Colón en su primer viaje a las Indias. Una de estas impresiones formaba parte del catálogo de la Biblioteca de Cataluña desde 1918. Es conocida como la Epístola de Insulis Nuper Inventis y su robo se produjo más de 10 años atrás, a pesar de que nunca se había hecho público.

Hasta hoy. El documento está a punto de regresar a los archivos catalanes gracias a que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos se percató que la Epístola estaba en el país. Había sido vendida primero por 600.000 euros en Italia y más tarde en Estados Unidos por un millón de dólares. Afortunadamente, pudo ser localizada.

Según se ha descubierto a raíz de la misma investigación, al menos dos copias más de este documento histórico han sido sustraídas en otras partes del mundo, en Florencia y en el Vaticano. En los tres casos los ladrones usaron el mismo método: sustituyeron el documento original por una copia fotográfica. Sin embargo, las instituciones no se dieron cuenta del robo porque este tipo de documentos apenas se consultan.

PENSAMIENTO (Poema)


Carlos Benítez Villodres
Málaga (España)

Creaste, en Tampa, el sol de Pensamiento.
Fuiste René León la pura esencia
de la literatura, mas tu ausencia
nunca merma la luz de tu talento.

Se transformó mi gozo en un lamento,
cuando cegó la daga, con vehemencia,
tu fuente de poeta y tu experiencia
en medio de esta selva sin aliento.

Eres siempre mi amigo más preciado,
desde que comenzamos una vida
nueva por los senderos de la aurora.

Tu hija Ileana, sol que está a tu lado,
y Bárbara, amapola bienvenida,
prosiguen tu labor conmovedora.

Homenaje a René León(†)

Homenaje a nuestro fundador 
René León(†) 




Biografia de Marino Marini

(Pistoia, 1901 - Milán, 1980) Escultor y pintor italiano. Comenzó su formación en pintura y escultura en la Academia de Bellas Artes de Florencia, y desde 1929 se dedicó a viajar por el mundo; además, impartió clases en Monza hasta 1940 y, desde este año, en la Academia de Brera en Milán.

Marino Marini



En 1930, plenamente establecido en el mundo de la escultura, Marini realizaba figuras humanas de gran envergadura, generalmente mujeres o acróbatas en bronce; pero, a partir de 1935, descubrió los temas que dominarían sus trabajos de madurez: el caballo y el jinete y la escultura arcaica, particularmente la egipcia y etrusca.


Bajo este signo realizó los trabajos que merecieron el reconocimiento de sus contemporáneos: figuras vigorosas caracterizadas por las formas arcaizantes y su gran rigidez hierática, desprovistas de movimiento, que parecen acarrear consigo una terrible tragedia interna. Hizo además un gran número de trabajos gráficos y retratos en bronce, de los cuales quizás el más conocido es el de Igor Stravinsky (1951). De entre sus obras merecen citarse Gente (1929), El juglar (1933), Púgil (1935) y Milagro (1955).

Su faceta como pintor se inició hacia 1948, cuando se hallaba viviendo en Suiza. Como ocurre con sus obras escultóricas, muchas de sus pinturas se hallan próximas al arte abstracto; con el tiempo fueron haciéndose más dramáticas y distorsionadas y con superficies más ásperas. En 1952 se le concedió el premio de la Bienal de Venecia.

El Circo

Por René León
Fotos tomado de: Pinterest


  Un pueblo que de verdad se respete debe poseer estos atributos:

  Una Calle Real, un parque, una botica, un cine, un hotel cantina, una gasolinera, un bodegón de chinos, una tintorería, una carnicería, 3 quincallas, 2 barberías, un salón de billar, dos Sociedades de recreo -para los negros- y para los blancos, un Club de cualquier índole; un vendedor de “mondongo”, 3 prestamistas (garroteros), una fábrica de hielo, una panadería, una iglesia con un Cristo pobre; un cura mujeriego, 4 quioscos con servicio de “un plato especial”, cervezas y ron; la que dio “un mal paso”, el que dio “un traspiés”, una espiritista-cartomántica, una brujera; “la dama” que vive en las afueras del pueblo y que todos los lugareños (machos con prioridad) conocen y que no pronuncian su nombre y que ha hecho “hombres” a todos los jóvenes de varias generaciones; un carpintero de cajas de muertos, la beata solterona, el solterón, el vago, el verraco, el jugador, el alardoso, el “corre ve y dile” el que no es lo uno y sí es lo “otro”; el que no puede ponerse un “cubo en la cabeza”; el borracho, la “recibidora”, 3 calles con el nombre de un patriota, 1, 2, 3 sindicatos o gremios de una rama en particular, una modista “sofisticada” que estudió en La Habana con Madame Butterfly; el  de “triple oficio”: vendedor de billetes de la Lotería Nacional, apuntador de bolita y jugador de gallos: pero para darle a un pueblo calidad superior debía tener, año por año, la visita de un circo, cualquier circo, que tuviera carpa llena de parches, esa cualidad era el pasaporte para su aceptación popular; mientras más parches, más digno de fe era…

  Casilda poseía eso y mucho más, pero muchísimo más; barcos de pesca, de paseo, alumbrado eléctrico, agua corriente, 1 grifo o pila de agua para los “pobres de solemnidad”, varios hombres de negocios acaudalados, limpiadores de zapatos, muelles- almacenes con capacidad para almacenar 30,000 sacos de azúcar prieta, una Capitanía de Puerto, juzgado, juez, alcalde, 3 concejales que nunca se reunían, pescaderías y Cooperativas de pesca; doctor en medicina y leyes no había; pero sí maestras y maestros, y 2 veteranos de la guerra de Independencia: Juan Sacerio y Antonio Argüelles; casas de fantasmas y “viudas”, no la mujer que perdió a su esposo; no ese tipo de “viuda” que a las 12 de la noche se ponía una sábana por encima y gritaba: ¡ahuuuuuuuuuuu…uuuuu! como un alma en pena, para infundir pánico a los vecinos, un Periodista -Tomasito Gil-, autos de alquiler, un carretón con su mulo, un perro que bebía ron, un cementerio; Casa de Duna no había; pero si una “arañita” con su caballo muy bien entrenado en su paso corto, y una monja que “colgó los hábitos para probar suerte en el mundo atrevido y loco de los desgraciados hombres” y, muchas, pero muchísimas cosas más…Hasta un chófer a quien le llamaban Tibor…
  Un día del mes de agosto, a las doce y un segundo del mediodía se aparecieron dos camiones algo destartalados del año 38…Cargaban todo lo necesario para montar un circo…El lugar escogido, por supuesto fue la Plazoleta, cerquitica a la Calle Real, frente al chalet de Renteria y cruzando el terraplén por donde corrían las paralelas del ferrocarril…De inmediato, los obreros encargados de levantar la carpa –que en Cuba  motejaban de “tarugos”- comenzaron su labor…Entonces, mi hermano Emilio les llevó a los negros trabajadores -porque todos eran negros-, dos botellas de 3 Medallas, coñac español…”Si nos damos un trago de eso…de aquí para la sepultura…Mejor invítenos a comer algo…Hace cuatro días que no comemos nada…No hemos hecho ni un “quilo”  en los pueblos que hemos visitado…”. Mi hermano Emilio de inmediato le dijo a Joseíto y el Bizco que le trajeran: pan con guayaba y queso blanco; pan con chorizos y pan con jamón y queso amarillo y algunas cervezas…”Para lueguito -dijo un negro llamado Bonifacio-, nos regala dos botellas de ron “Tigre”, ese bicho si pelea de verdad…”  Y parecía eso cierto porque ya tenían el huevo del ojo amarillo de beber tanto ron “Tigre”…Después, mi hermano Emilio se enteró por Joseíto que la famosa fiera costaba la friolera de 60 centavos el litro.
  Ese día por la noche daban la primera función…Las damas, gratis; los niños de brazos, también…A los hombres les fascina el espectáculo del circo…Por el olor a la viruta de madera de la pista y por ver las fieras y los monos…Como siempre le han pregonado que desciende del primate, se considera muy ”gracioso” –al igual que los micos-, y como ellos también, unos profesionales de las tablas, artistas natos…Sin embargo, a las mujeres no las han podido convencer de que es producto de una “costilla” de su compañero de peleas, y mucho menos de la teoría de Darwin; ella no es mona y sanseacabó…Ella proviene de la rama directa de mamacita Eva y punto…
  La atención del público se concentró en el león…El fiero felino, rosado y melena negra, del desierto de Libia, considerado de los más peligrosos, bellos y hermosos. Por lo menos así lo anunciaba el Maestro de Ceremonias del Gran Circo Marichal –los circos llevaban por nombre el del apellido del dueño-, el cual daba voces con un megáfono para mantener interesados a los asistentes…Ése sería el último número de la noche…Payaso, un prestidigitador, un levantador de pesos, bailarinas y él come candela. La gitana que adivinaba el futuro, con sus llamativos atuendos, cautivó a las mujeres…
  Los grandes tambores, las cornetas, los timbales atronaban en el interior de la vieja carpa…Los músicos de la orquesta no eran otros que los llamados tarugos…A los cuales mi hermano Emilio los había contratado para dar una serenata a través del pueblo, en primer lugar a sus enamoradas, tan pronto el espectáculo llegara a su fin…
  Armaron una gran jaula de hierro en medio de la pista…Los tambores atacaron un repiquetear que avisaba al público, en el misterioso lenguaje de los tambores, que se acercaba el momento peligroso y que había que hacer silencio…Y el silencio se hizo; fue algo incomprensible, pero se hizo, nadie respiraba…
  Dentro de una armazón de hierro en medio de la pista…Lo depositaron con temor, los cargadores, y en el centro de aquella jaula…Le abrieron la puerta y salieron corriendo…La fiera no se movió…Con varas largas comenzaron a pinchar al felino…Dando tumbos el pobre león salió de la jaula…Semejaba un animal desinflado. Su piel mostraba lunares sin pelo, como si la polilla, estuviese dando cuenta de aquel pobre animal…Abrió la boca, todos esperaban espantados el formidable rugido…Se limitó a bostezar…Sólo sabía hacer eso…El hambre diaria, de meses y años, lo había obligado a olvidar su rugido…El bostezo era su nuevo atributo…Hubo quienes empezaron a rechiflar y carcajadas…Pero de pronto todos callaron…Rendían honor al pobre animal que había sido el Rey de la Selva, ahora vencido por el hambre, el hombre y los años…
  Algunos gatos que deambulaban en la oscuridad de aquella noche en busca de guayabitos desaparecieron misteriosamente…El que pasara cerca de la carpa del circo podía oír el ronronear de satisfacción y romper de huesos por una poderosa mandíbula…
  Eran las once de la noche y nuestros padres, sentados en el portal del chalet, conversaban con algunos amigos…Emilio se presentó con sus músicos…Papá se rió…Consideraba a  mi hermano mayor como un “alocado responsable”, pero apasionado por la vida…Se cantó “Son de la loma y cantan en el llano”, de Miguel Matamoros. Aquella música de caballitos no tenía desperdicio. El que más se reía era mi hermano Emilio…Mi padre, con su gentileza de siempre, mandó traer una botella de coñac…Se tomaron tres rondas…después, nos fuimos  con la música a otra parte…
   Los vecinos de Casilda y los perros no podían conciliar el sueño…Visitamos a las enamoradas, las que se complacieron en sus pedidos de una canción determinada; pero todas, sin excepción, reían a mandíbula batiente la osadía de mi hermano.
  Nuestro tío Manolo (Vequita). se había “arrimao” a una nueva hembra y no la conocíamos…Comenzamos…Comenzó la serenata con “Ponme la mano aquí Macorina, pon, pon…”. Se podía oír el parloteo y las risotadas de las mujeres de la casa…De pronto la puerta de la calle se abrió y salieron 4 feroces perros dispuestos a destrozarnos a dentelladas…Se formó el corre, corre… Los músicos abandonaron sus instrumentos y se refugiaron en los manglares cercanos de la playa, entre ellos estaba yo…Emilio se había subido a un alto ventanal de rejas de la casa y los perros brincaban tratando de atraparlo... Uno de los perros, el más grande y con el pelo ensortijado, trataba de morderlo…Nunca se supo pero alguien metió el pies en el tambor grande…El perro grande arrastraba el tambor por la tira de pellejo que le colgaba y que servía para sujetarlo cuando se tocaba…Los marinos de guardia en la Capitanía se ahogaban de las risas… Emilio parlamentó con nuestro tió Vequita…”Pero te tienes que ir de por aquí y dar serenata en otra parte”, le dijo…Se llegó a un acuerdo satisfactorio para ambos lados, donde el honor y la hombría quedaban a salvo…Llamaron a los perros y los introdujeron dentro de la casa…Avelino, Joseíto, El Bizco, El Chivo, y Emilio comenzaron a recoger los instrumentos musicales, tomando rumbo hacia el parque, punto obligado de los descarriados para que fueran haciendo acto de presencia…Los músicos y yo, fuimos los últimos en aparecer…Cuando nos acercábamos llegaban a nuestros oídos sus grandes risotadas…Y más, se agudizaron, cuando nos vieron aparecer…El fango de los mangles nos había marcado de tal forma las piernas de los pantalones, que tal parecía que íbamos con botas de vaqueros…La parranda había finalizado por un imprevisto que nos tomó por sorpresa…
  “¡Qué me hago yo ahora sin el tambor! -lloriqueaba el negro Jacinto-…”No te preocupes, Joseíto lo llevará mañana a primera hora a Trinidad, y te lo dejarán nuevo…El arreglo va por mi cuenta”-le dijo mi hermano Emilio-.
  Todo se desarrolló como lo había planificado mi hermano…A las doce del día, Joseíto se apareció en el chalet con el tambor con un nuevo parche…Su bronco sonido repercutía con más claridad que antes…Emilio, Joseíto y yo fuimos hasta donde estaba emplazado el circo a 120 metros de nuestra vivienda...Jacinto cambió el semblante, ahora se veía contento…”Óyeme, blanco, tu eres hombre de verdad…Muchos como tú se necesitan en este país…Anoche a pesar de todo, nos divertimos mucho…¿Salimos de fiesta esta  noche otra vez?.. Seguro que sí, pero vamos a llevar estacas para defendernos de los perros…Por si acaso” -le contestó mi hermano-…Cada cual comenzó a contar la parte que le tocó en la aventura de la noche anterior y nos reíamos, nos reíamos con gusto y de nosotros mismos…Les dije que cuando llegue a la casa mi madre Elvira me dijo cantidad de cosas por desgraciar los pantalones…

¡Ah, sí! En Casilda, había una oficina de correos, el tren entraba de marcha atrás, teníamos un estibador que cargaba dos sacos de azúcar de 350 libras cada uno, y le decían Habana, había novios que llevaban 20 años de relaciones y no se casaban…¿Cómo? Eso sí que no lo sé…

PENSAMIENTO, SOL DE CULTURA



Carlos Benítez Villodres
Málaga (España)

En memoria de René León González, fundador
y editor de la Revista PENSAMIENTO, fallecido en
                                                 Tampa, Florida, EE UU, el 26 de mayo de 2019

A la persona que le satisface, que le entusiasma leer sabe que el autor la invita a un viaje al interior de su conciencia, para introducir en ella ese mundo que el escritor crea, cultiva y siente constantemente en sus adentros. Un orbe que es a la vez manantial y cauce de artículos y de poemas. De esta forma el lector abre su ser a la corriente creativa del literato que, en paz y en silencio, le incita a la reflexión sobre aquello que sugieren sus textos, tanto en prosa como en verso, es decir, la decantación de los mensajes más convincentes del autor. Es, pues, en la psique del escritor, donde se funden las emisiones de su propio yo con aquellas otras que recoge y asimila de la realidad infinitamente más viscosa y resbaladiza que tersa. Los artículos y los poemas, como unidades de creación, se surte de lo íntimo de cada creador literario, de la realidad que presenta la vida y de la palabra, pero la palabra debe mantenerse retirada de la dicotomía yo-realidad para que, cuando el literato la use, su cadencia, armonía, expresividad..., en conjunción con las demás, sean plenamente fructuosas.
            Con este artículo, celebro el 7º aniversario de la fundación de PENSAMIENTO. La primera edición de dicha Revista se publicó el 25 de octubre de 2012. En ella, hay dos artículos de mi querido y admirado amigo René León, poeta, periodista, historiador, investigador, etc. El segundo número salió a la luz el 26 de noviembre de 2012. En esta edición colaboraron Roberto Soto Santana, con dos artículos, y Rowland J. Bosch, con otros dos textos, se publicaron, desde su nacimiento, un sinnúmero de ediciones hasta el 15 de septiembre de 2019, y continuará publicándose gracias a Ileana León, hija de René, y a Bárbara González, excelente amiga del fundador de PENSAMIENTO y de la hija.   
PENSAMIENTO es una Revista brillante, oportuna y seria, que mantiene una fuerza emocional, asombrosa, una claridad y finura encomiables y un sólido fondo desde el primer al último número. Por ello, una buena armonía entre estado anímico y disposición de tiempo y espacio es necesaria para leer estos artículos y poemas.
Aparte de la calidad literaria de PENSAMIENTO y de su presentación, tan radiante como excelente, esta Revista tiene la grandeza de sorprender, deleitosa y satisfactoriamente, al lector página a página. Digo esto porque he sentido en los hondones más profundos de mi ser estas sensaciones tan agradabilísimas al leer cada edición de PENSAMIENTO.
El alma de René León continúa viviendo, en alguna parte no material que desconocemos, después de la muerte física. El alma humana es fundamental para ser una persona. Como dijo C. S. Lewis, “No tienes un alma. Eres un alma. Tienes un cuerpo”. En otras palabras, la calidad de ser una persona no se basa en tener un cuerpo, sino en tener un alma. El alma es lo que nos hace ser una persona, donde el amor reine por doquier, y René fue una persona íntegra, colmada de amor.
            “La pluma es el lenguaje del alma”, dijo Cervantes. Y es cierto. Cuando un escritor escribe, siente que es su alma quien le susurra al oído cada frase. Y sabe que es ella, la que lo guía porque experimenta un hondo sosiego y un júbilo calmo. Solo se consigue lo ya manifestado, si tiene una unión íntima con su alma. Si esto lo consigue, se halla, en un total silencio interior. Solo así puede escuchar sus susurros, que lo guiarán y lo inspirarán. Todo lo referido lo sé por experiencia,
            PENSAMIENTO es un manantial de música y luz, que acrisola en sus textos y poemas una estética deslumbrante, efectiva, a partir de las estructuras del propio proceso creativo del escritor. Una belleza que se mueve y se desarrolla por las sendas de sus creaciones literarias, como una corriente de imágenes y de ideas vitales, tan vibrantes y sorprendentes como variadas, que generan un flujo de emociones, propósitos y exploraciones intrínsecas, activado de forma sublime por el léxico constructivista y de fina textura que utiliza los escritores de PENSAMIENTO. 
            En esta Revista, los narradores y los poetas escriben con pericia y pulcritud, articulado en torno a la identidad singular y fecunda de sus creadores. Todo cuanto engloba PENSAMIENTO es necesario, pues sustenta los valores y sentimientos y realidades de cualquier persona que anhela, en su diario caminar por un mundo eminentemente comercial, captar y asimilar lo sublime, lo auténtico de la vida.
Es evidente que en PENSAMIENTO sus autores procuran la intervención del lector, incitando a este a construir el sentido de su trayectoria a partir de una serie de imágenes, símbolos y recursos expresivos. Dichos creadores literarios conforman una serie de temáticas para proyectarlas en la mente del lector, enfatizando la misma, como si de una situación arquitectónica se tratara, con sus poderes creativos, un mundo invisible y complejo que invita a quien la lee a ir más allá de las palabras.
Cada edición de PENSAMIENTO está llena de significados y señales y latidos de la energía conceptual, que forma parte del bagaje personal de los escritores que en ella colaboran. Si ya en su trayectoria artística es habitual el encuentro, por parte del lector, con elementos vitales que aportan novedad, asombro y frescura a lo creado por narradores y poetas, también se hallan, conjugados con esta semiótica del diálogo autor-lector, unos códigos necesarios, imprescindibles por su  valor y credibilidad sobre cualquier sistema artístico, los cuales proporcionan consciente o inconscientemente al lector momentos que no podrá olvidar y a los que siempre puede retornar para encontrarse con lo mejor del ser humano.
            En el obituario que escribí, tras el fallecimiento de René León expuse, entre otros muchos pensamientos e ideas esta: “Guíame, con tu ejemplo e ilusión, para que, aunque no tenga tu presencia, sepa siempre hacer lo mejor en esta vida. Tu recuerdo es algo que pervivirá, en mí, para siempre. Nadie ni nada me lo puede arrebatar. Te agradezco sumamente tu ejemplo y tu amistad, tu afecto y tu saber vivir.
            Querido René, pasaste a formar parte de mi historia, a ser un personaje más del libro, en blanco, que es la vida. Te ganaste, por derecho, un trocito de mi alma, ese que se fue contigo. Siempre me sentí muy dichoso por ser tú mi buen amigo”.
            PENSAMIENTO continúa su marcha por los caminos del mundo para transfundir en la mente de sus lectores el prodigio y la energía, la belleza y la musicalidad, la valentía y la honradez… de los artículos y de los poemas que componen sus ediciones.

A René León, aquí como allá... por siempre...



Amigo René León:
has dejado "Pensamiento"
"encendido" no te miento,
gastado tu corazón.
La Parca ya, campeón
te dejó pasar la barca
donde la vida se aparca
para nuestras reflexiones.
Y de ti sobran razones
que ya fuiste patriarca.

Tus ojos lentos quizás
te dejaron una herida
que te ganó la partida
para dejarnos atrás.
No olvidaremos jamás
tu Historia, tu Poesía,
la estatura de tu hombría,
las horas de Cuba y palma,
la grandeza de tu alma
y tu ser de noche y día.
                          Isabel Díez Serrano

que ya fuiste patriarca

Una joya para La Habana en su aniversario

Por: Thays Roque Arce |
Centro Histórico de La Habana, Cuba, Cultura
Articulo tomado de: Habana Radio
Casa-Marques-Arcos-Habana (Medium)
Otrora Palacio del Marqués de Arcos
 Entre los homenajes más sui géneris que tendrá La Habana cuando cumpla el próximo noviembre sus primeros cinco siglos de vida estará la creación de una joya alegórica a la fecha. Por ello, el Laboratorio de Orfebrería de Cuba, del otrora Palacio del Marqués de Arcos, del Centro Histórico habanero, está convocando al evento-homenaje “La Habana 500, una joya”.
Podrán tomar parte en esta convocatoria creadores orfebres y artesanos, así́ como jóvenes estudiantes de arte, diseño y otras disciplinas que enfoquen su quehacer en la joyería artística y los objetos de autor.

4_4 (Medium)
El propósito de este encuentro es que los artistas creen una pieza de joyería dedicada a la ciudad por su aniversario. Se aceptarán dos obras por autor, las que deberán ser entregadas en físico, entre el 30 de septiembre y el 4 de octubre, en la sede del Laboratorio de Orfebrería de Cuba en la Plaza de La Catedral de La Habana Vieja.
Para su selección como finalistas el jurado, presidido por el orfebre cubano Jorge Gil, tendrá en cuenta, entre otros temas, la coherencia del homenaje a La Habana desde la dimensión cultural de la joyería como manifestación de las artes aplicadas; lo original y novedoso del diseño; su calidad estética y formal, así como el rigor técnico de la ejecución.

portada_21 (Medium)

El fallo del jurado se dará a conocer el 11 de octubre y las piezas que resulten finalistas serán expuestas durante dos meses en la prestigiosa sede del Laboratorio. La pequeña institución se encuentra presidida por el artista Jorge Gil, y se trata de un espacio creativo, taller, promotor de acciones culturales y de expoventa, en la primera planta del hoy Liceo Artístico y Literario de La Habana.
Allí coinciden con el maestro del titanio otros orfebres cubanos impulsados por la iniciativa del Doctor Eusebio Leal Spengler de atraer al Palacio a creadores de todas las generaciones capaces de llenar de vida y acción a una institución de propósito eminentemente cultural. Sirva esta convocatoria para cautivar también a las jóvenes generaciones que hoy enorgullecen a la joyería de autor.

Imágenes




Por René León(†)


Imágenes me llegan del ayer,
un sentimiento del pasado
que me invade
y llena mi espíritu.

Amo la eternidad de las cosas,
porque lo que es eterno
nunca se acaba,
vive en nosotros por siempre.

Cuando se recibe una impresión honda,
esa impresión queda atrás
en el tiempo
y se esfuma en la lejanía.

Veo las blancas nubes que pasan,
lentas por un cielo
de azul eterno
en el sereno otoño.

Lo que es eterno no puede acabar,
añoramos el pasado y nos deja
un sentimiento del ayer
que nos invade y llena nuestro espíritu.

Añoró el pasado,
el mar, el cielo, todo lo que
nos rodea,
en las sosegadas tardes.

Los recuerdos nuestros
al pasar el tiempo
vemos cómo perduran
en nuestro espíritu.

Gracias

Gracias por su visita a 
Pensamiento Digital, 
La próxima edición sera noviembre 1ro

René León
Por Nando Pacheco