Siempre...


Pedro Briceño


Siempre he estado locamente enamorado de ti, mi Ale.
Desde la primera y pocas lunas que te vi,
cuando el viento caribeño acariciaba tu pelo angelical,
y tu voz sensual despertaba mis más profundos anhelos.

Siempre te mantuve en mi sosegada mente
mientras crecíamos cada quien por su clandestina parte,
sintiendo un inmenso vacío por dentro,
sin nada que calmara mi lamento y melancolía.

Siempre soñé con besarte tu prohibida boca,
tocarte tu bella alma, y amarte apasionadamente,
sin dejar que el tiempo pase en vano,
sin dejar de agarrar tu suave mano.

Siempre te amaré con toda mi esencia.
Eres mi razón de mi constante latir,
me alientas a descubrir maneras de amarte y sentir
que todo es para siempre

Juntos hasta el fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario